La rehabilitación de las lesiones o reconstrucciones quirúrgicas del ligamento cruzado posterior (LCP) tienden a ser más conservadoras y lentamente progresivas cuando se comparan con las del ligamento cruzado anterior. Es imprescindible que el paciente comprenda bien todo el proceso para poder recuperar lo máximo posible la función de la rodilla.

Durante las fases iniciales, se considera impresindible el uso continuado de una ortesis de rodilla específica para lesiones del LCP. Un ejemplo de ellas es la rodillera DonJoy Armor

Los protocolos de tratamiento rehabilitador de las lesiones del LCP se pueden separar por fases y, aunque similares, no son iguales en casos de tratamiento conservador (no quirúrgico) como luego de una reconstrucción quirúrgica del ligamento. Puede descargar ambos protocolos en los siguientes links:

.